El triángulo de la gentrificación madrileña

gentrification

¿Gentrifiqué?

Proviene de una palabra inglesa, que hace poco más de un año no había escuchado en la vida (inculta de mi): gentrification. Un devoto a Lavapiés me contaba sobre este fenómeno sociológico, en algún bar recóndito de su querido barrio. Me puse a investigar el tema, pero no fue hasta hace unas pocas semanas que volvió a salir en conversación con una persona diferente, pero igual de inquieta, culturalmente hablando.

Podría decirse que mi vida actualmente se desenvuelve en el tríangulo de la gentrificación madrileña: Chueca- Malasaña- Lavapiés. Con más ganas escribo sobre el tema.

En Somos Malasaña, definen la gentrificación como:

[…] un proceso de transformación urbana en el que los viejos vecinos se ven desplazados por un nuevo grupo poblacional más pudiente. La población puede irse por efecto mismo del cambio (porque se sientan extaños en su propio barrio), expulsados por causas económicas (la subida de los alquileres o la tentación de venta) o directamente por presión municipal.

El territorio gentrificado puede también adoptar distintas formas: la de barrio histórico convertido en museo del pujante turismo urbano, de barrio bohemio crecientemente mercantilizado, de barrio obrero convertido por su situación céntrica en barrio burgués.

Malasaña es el barrio hipster bohemio crecientemente mercantilizado, por excelencia. Donde antes había puticlubs que aún dejan rastro, ahora quedan locales vacíos o locales de moda: La Realidad, The Wall, La Bicicleta, Lolina Vintage, El Rincón, Demode, un sinfín de tiendas naif y aún más bares modernos, que poblan la trasera de la Gran Vía y el resto del barrio. Estos locales, detrás de muchos de los cuales está Triball (asociación de comerciantes), conviven con bares de viejos de toda la vida como Casa CamachoEl Sidi o Farmacia de Guardia con cañas a 1€… Donde antes corrían ratas, ahora hay terrazas donde nos vamos de cañeo en la histórica Plaza del Dos de Mayo. Y en medio de un barrio que una vez estaba en deterioro, en la Calle de la Palma, está una de las agencias de publicidad más grandes del mundo: JWT.

jwt-palma

En Chueca, la transformación de un mercado de toda la vida a uno de los mercados más fashion de la ciudad deja claro que también fue apoderado por Doña Gentrificación.

Terraza-de-Mercado-de-San-Antón
Mercado de San Antón

Y llegamos a Lavapiés: el contenedor de arte urbano y multietnia. Los artistas e inmigrantes llegaron a un barrio pobre que se podían permitir.

A diferencia de los otros dos barrios, el poder adquisitivo sigue siendo bajo. En este barrio originariamente judío y ahora multicultural, no te escaparás de un indio que te intente deleitar con un tikka masala y una cerveza Cobra. A pesar de seguir siendo un barrio más bajo, y que tal vez conserve su esencia, ya se están viendo brotes de la gentrificación: los modernos han llegado. Y con ello coctelerías, librerías-café como La Fugitiva y La Libre y algún que otro bar de noche de moda. En este barrio se encuentra otra de las grandes agencias: DraftFCB en Calle Doctor Fourquet, justo enfrente de Esta es una plaza (un jardín comunitario y huerto ecológico, cargadito de arte urbano).  También influyen los focos turísticos de la zona como son El Museo de la Reina Sofía o las ruinas de la Escuela Pías (transformadas en una biblioteca universitaria en 2002), lo que inevitablemente aumenta el valor urbanístico del barrio. Lavapiés está de moda.

Yo aún no lo he visto, pero pinta interesante el documental En La Corrala, que se adentra en lo más profundo del barrio madrileño.

Existe una línea muy fina entre la modernización de las costumbres y la gentrificación, llevando muchos a pensar que estos barrios están perdiendo su identidad. Residentes en Lavapiés comentan que:

Lavapiés, de un tiempo a esta parte, está viviendo un despertar similar a los que vivieron Malasaña o Chueca hace unos años: un barrio levemente deprimido que, gracias a estar realmente céntrico y a sus precios bajos, atrae jóvenes a porrillo, y gracias a ese flujo, se revitaliza el barrio.

Chueca sabe a plastilina, Lavapiés a cocido madrileño.

plaza-arte
Esta es una plaza

Dos amigos tocando en Bajo el volcán, una librería y tienda de vinilos en Lavapiés.

masala
¿Quién puede resistirse?

lavapiés
Calle Doctor Fourquet

escuela-pias

Escuela Pías

lavapies-gentrificacion

Para conocer más sobre el fenómeno: Urbanicidades
Para conocer más sobre el arte urbano en Madrid: Arte en la calle

5 responses to “El triángulo de la gentrificación madrileña

  1. Pingback: Chocoenlaces de La Bombonera de Barco #1 | La Bombonera de Barco·

    • Muchas gracias Ana! Es un fenómeno muy interesante. Por si no lo has hecho ya, recomiendo que leas los artículos que enlazo al final para adentrarte mucho más en el tema.
      Puede que se quedaran obsoletos o al menos siguieran siendo barrios bajos, pero se plantea que estos barrios están perdiendo su identidad ya que los más “pobres” son expulsados a favor de una clase media-alta que los ocupan.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s