Festival de El Sol: La gráfica en caída libre.

Pues ya os digo yo que no es tan fácil conseguir que un copy te dedique su tiempo para escribir un post sobre su experiencia en el festival de El Sol. Aunque quería haberlo publicado antes, los estresantes y exigentes horarios de agencia justifican que sea hoy cuando comparto la crítica de Jorge Campaña.

Personalmente quiero agradecerle este elaboradísimo post con el que ha querido colaborar con Sweet Advertising.

¿Lo conocemos más?

Jorge Campaña estudió en la Universidad Complutense de Madrid, donde pudo compaginar sus estudios con el trabajo que le salió en TDH del grupo McCann Erickson. Tras licenciarse, decidió meterse en la escuela Zink Project. Ahí le saldría la oportunidad de trabajar en The Farm de copy junior, hasta que recibió la llamada de Zapping M&C Saatchi. Lleva ahí 4 años ya, trabajando de Copy Senior para marcas de la talla de Mercedes-Benz, Coca-Cola, Disney, Banco Santander, El Corte Inglés, Mapfre, Havana Club, Médicos del Mundo y NH.

A continuación os muestro algunas de las piezas gráficas que trabajó para Mapfre Plan de Pensiones bajo el lema La vida pasa más rápido de lo que piensas. ¡Ni yo me creía que Buzz y Woody cumplían 17 años ya!

Y esto es lo que tiene que decir sobre el festival…

Hay que tenerlos cuadrados, cúbicos o hasta poliédricos para dar a “Perú for Perú” de Young and Rubicam Gran Premio en Marketing Promocional y sobre todo un oro en tele. Ya está, ya lo he soltado. O me quitaba rápido la indignación de encima o iba a escribir desde la mala ostia sobre un festival que, en líneas generales, aunque sin grandes alardes, ha sido aceptable, a ratos hasta bueno.
Empezamos de nuevo.

Como cada año, y aunque cambie la sede, en este Sol ha habido de lo de siempre (amigos, bobinas, genialidades, coñazos, copas) y de lo nunca visto (que te cierren el Guggenheim, sólo para nosotros, por ejemplo ). Eso es lo bonito de un festival tan vivo, aunque sea básicamente lo mismo siempre acaba por sorprenderte.

Y sí, como os habrán dicho ya, las distancias entre los sitios, desde sedes, a hoteles, a bares, a lo que sea, han sido enormes, un caos, (comparando con San Sebastián, claro), pero aún así, al final, como siempre, veías a todos, hablabas con la mayoría y no echabas de menos a CASI nadie. Lo hemos pasado bien. Al menos yo.

Pero bueno, al meollo. Sobre piezas. De publicidad, digo, que no es que se lo esté llamando a nadie. El nivel general normalito, lo esperado, pocas genialidades, la gráfica en caída libre, Argentina arrasando en TV y cine, alguna grate sorpresa, alguna inesperada decepción… pero mejor vamos a diseccionar el cadáver por partes, que si no, nos llenamos todos de sangre y vísceras hasta los codos sin habernos enterado de nada.

Gráfica. Cada vez más aburrida, como desde hace años. Basta con mirar el gran premio de Grey para Muy Historia para obligatoriamente darme la razón. Qué coñazo. Alguna cosa había, sí, pero pocas: Interflora de Tapsa, alguna cosa de Rhein para sus subrayadotes Stabilo, otras de Mapfre (y de Zapping –ya que barremos, mejor para casa-), y, claro, algo de Amnistía, como siempre.

Pero ya os digo, nada que te hiciera soltar por lo bajo: “hijos de puta, que buenos son”.

Outdoor: Mejor que gráfica, pero lejos aún de lo que cabría pedir a un medio con tanto potencial, que cada día se acerca más a las nuevas tecnologías y se aleja más de la gráfica. Un par de piezas me encantaron, por supuesto, una en particular sí me dio esa envidia gigante (mejor piropo que se me ocurre para una pieza): La de las pilas energizer (¿se escribe así?) que te decían como acabarte el Mario Galaxy del tirón, brillante . El gran premio “Real o HP?”, de Contrapunto BBD, sin parecerme una locura, cumple aceptablemente su función.

Enhorabuena.

Marketing directo. Directamente desolador. O eso me pareció en un primer momento al ver las piezas. Una categoría que el año pasado fue elegancia e ironía en estado bruto (tirando a brutal), este año era un despropósito: productos trucho, ideas de siempre, sujetadores de WonderBra, una especie de jaula de tortura de metro y medio de altura para anunciar un festival de cine (perdón por no tener fotos, pero uno se olvida de esas cosas en plena faena), y así un largo y deprimente etcétera. Pero de repente sales de los stands y vas a ver los casos filmados, las piezas que no consistían en mandar un mero objeto, las que tenían otro recorrido, y uno se queda mucho más tranquilo. Dos joyas. “El Banco de Recuerdos” de Contrapunto (precioso) y la argentina “Spread the Tedx”, para mí la mejor pieza de todo el festival, y justo Gran Premio de la categoría. Verlas es obligatorio para cualquiera que le guste esto de la publicidad, aunque sea sólo un poco.

Digital. Ahora que es casi lo mismo decir spot que vídeo viral (y de hecho compiten en varias categorías) sólo me queda decir que Zombies Calientes del Getafe, de Sra. Rushmore, es una rayo de esperanza. Algo cerdo y pequeño, pero un rayo al fin y al cabo. Esperanza en que España también sabe trabajar desde el humor y la valentía y no sólo desde lo profundo y lo sentimental (que lo hacemos muy bien, por cierto). ¿Otras piezas sencillamente geniales de esta categoría? El Banco de Recuerdos de Contrapunto (otra vez) que me parece un futuro histórico-de-la-publi-hispana y el efecto en cadena que hizo Remo para Ecovidreo reciclando vídeos virales.

Sobre Pizzas Boomerang me niego a hablar: mal gusto, mal producido, mal pensado, mal.

Radio. Buena, pero es que el año pasado fue inmejorable. Me quedo con el Gran Premio, aunque recuerde sospechosamente a un oro del año pasado. Por supuesto, como todos los años, Remo pillo oro. Son muy buenos lo tíos.

Tv y Cine. Nos guste o no, sigue siendo la categoría reina, de la que todos hablan y la que levanta las pasiones (más bajas o altas ya depende de la persona). Aquí sólo cabe dar la enhorabuena a Argentina y agachar la cabeza. Como diría cierto dictador bajito “Españoles”, o nos ponemos las pilas (las del Mario Galaxy o las que queramos) o nos arrasan, si es que no lo han hecho ya. “Padres en slips”, es el gran premio más claro que he visto en años, gracioso, irónico, cercano, bien rodado, mejor cerrado. Perfecto. Cerca le siguen “Igualismo” de Quilmes (hacía muuuuucho tiempo que no veía un texto tan cuidado), Camaritas para Coca-Cola de Young and Rubicam (por supuesto, Argentina) y el spot de la abuela para Zona Jobs (ahora no recuerdo la agencia). Cuatro piezas brutales. Si Argetina tiene un sol en su bandera, será por algo.

Después te pones a ver los Soles de oro de España, y ufff, es duro. Salvo Zombies Calientes, el resto son un bajón (o al menos a mí no me gustan, que tampoco es ir de gurú por la vida, que el jurado de este año era brutal). No sé, miro Cómicos para Campofrío y yo me quedo frío como su choped. No me dice nada. Sólo se salva Banco Sabadell de S.C.P.F. Pero en fin, lo de mejorar nuestros spots ya es una guerra patria que tendremos que ir solucionando poco a poco. Pero más allá de este drama nacional, la categoría muy bien. Aunque a la mayoría de piezas quizás estén un poco verdes para competir de tú a tú en Cannes. Ojalá me equivoque.

Así que al final se quedó un festival muy majo, sin ninguna campaña de las que dices wow, pero sí muchísimas de las que sales con una sonrisa o una reflexión. Que no es poco.

Y, oye, perdón si este artículo está siendo demasiado un listado de piezas, pero es que daros el tostón con a qué bar fue cada agencia, si nos perdimos mucho, si hacía un calor un impropio de la ciudad, si pillamos poco (premios, digo), si nos gustó la quiniela de Cannes (me encantó, por cierto), si llegamos muy tarde cada noche, si éste o aquel malmetía más o menos o si las niñas van monísimas y los niños cada día más tatuados. No sé, me parecía aún más bodrio. Si queréis un día también os escribo sobre eso, que yo encantado. Y con menos paréntesis a ser posible.

Lo dicho, espero veros más por aquí, Sweet Advertising (gracias por este espacio,), pero también por allí, Bilbao, que será sede por otros tres años. Y después, ya veremos donde se llevan el Festival de El Sol. Eso sí, si las próximas ediciones son como ésta, “I´ll follow the sun” fijo, como McCartney.

Y tú, ¿estás de acuerdo?

One response to “Festival de El Sol: La gráfica en caída libre.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s